sábado , 28 noviembre 2020
Inicio :: Actualidad :: IU, Syriza, PCP y Die Linke llaman a la ciudadanía a participar en las marchas contra el TTIP

IU, Syriza, PCP y Die Linke llaman a la ciudadanía a participar en las marchas contra el TTIP

La portavoz de Izquierda Unida (IU) en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, ha hecho esta mañana un firme llamamiento a la ciudadanía europea a movilizarse este sábado en el día de acción global contra el Tratado Transatlántico para el Comercio y la Inversión (TTIP), durante una rueda de prensa en la Facultad de Económicas de la Universidad de Valencia. Albiol, que ha estado acompañada por los eurodiputados Stelios Kouloglou (Syriza), Miguel Viegas (PCP) y Helmut Scholz (Die Linke) y por el coordinador de Esquerra Unida del País Valencià (EUPV) y candidato a la Generalitat, Ignacio Blanco, ha dicho que el “objetivo número uno de la izquierda europea” es “acabar” con el acuerdo comercial que negocian EEUU y la UE, por el bien de la clase trabajadora y el futuro de nuestras sociedades.

“La izquierda europea, junto a los sindicatos y a los movimientos sociales, tenemos que movilizarnos este sábado y participar en las manifestaciones que habrá en numerosas ciudades de Europa para frenar un tratado con el que las grandes empresas y los poderes económicos pretenden dejarlo todo bien amarrado para impedir que los gobiernos puedan hacer políticas para la mayoría”, ha dicho Albiol.

La eurodiputada de IU, que ha organizado dos días de debate y análisis sobre el TTIP en Valencia con los otros eurodiputados del Grupo de la Izquierda Unitaria Europea (GUE/NGL), ha alertado de la necesidad de hacer del TTIP uno de los asuntos clave de “la agenda pública” y la campaña electoral porque “cuanto más se hable de los peligros que conlleva para la clase trabajadora, para el medio ambiente o para los servicios públicos, más se generará un posicionamiento” de la ciudadanía “en contra” que logrará que los partidos que lo apoyan, “PP, PSOE, CIU, Ciudadanos, UPyD y PNV”, y sus respectivos grupos europeos -conservadores socialdemócratas y liberales-, “empiecen a preocuparse”.

“Este acuerdo pone en peligro nuestro futuro, y la oportunidad de construir nuestras vidas estará comprometida por el interés de las grandes industrias y de las élites económicos”, ha dicho Scholz, para quien el TTIP encarna en sí mismo “un peligro para el concepto de democracia”.

Viegas, que ha apelado al espíritu de la movilización y la lucha popular en 1998 que terminó tumbando el Acuerdo de Inversiones, ha explicado que el TTIP “quiere anular los intereses de los estados” porque “pone en riesgo todo un modelo de sociedad”. “Por eso decimos que en este tratado se oponen dos modelos de sociedad. por un lado el neoliberal, al servicio de las grandes empresas, y por otro el modelo que defendemos nosotros basado en la soberanía y el respeto de los estados, de una economía al servicio del desarrollo. Hoy estamos aquí, pero estaremos donde sea necesario para decir no al TTIP”, ha dicho.

Kouloglou, por su parte, ha relatado cómo Grecia está viviendo “las consecuencias de las ideas que están detrás del TTIP” porque “los mercados y los beneficios se ponen por delante de bienestar de los ciudadanos”. “Por eso tenemos una catástrofe humanitaria”, ha afirmado.

“Además, también vivimos una catástrofe en términos de democracia, porque estamos sufriendo y viendo lo que pasa cuando son las prioridades económicas las que están por delante”, ha añadido. “En Grecia tenemos un nuevo Gobierno que quiere aplicar un nuevo programa, sin embargo, nos están pidiendo que no lo hagamos y que adoptemos otro programa que va en contra de los intereses del pueblo. “Si hay elecciones y no se respeta a los gobiernos, entonces, ¿para qué hay elecciones?”, se ha preguntado.

Blanco, en el mismo sentido de Albiol, ha lamentado que los otros partidos no “estén queriendo tratar y debatir sobre el TTIP” durante la campaña electoral y ha detallado cómo afectaría el acuerdo al País Valencià: “Es una amenaza para los trabajadores, para nuestra salud, para el medio ambiente por el empleo de técnicas como el fracking, para nuestro entorno natural, para nuestra agricultura. Pero también para el sector económico, porque nuestro tejido productivo está formado por pequeñas y medianas empresas que no podrán competir con las multinacionales”.

Por ultimo, Pablo Jiménez, miembro del Área de Medio Ambiente de IU, ha explicado cómo “al eliminarse las barreras arancelarias y rebajarse los estándares y las normativas medioambientales de la UE”, se verán afectadas “la biodiversidad y la seguridad alimentaria, a la vez que se acelerará el cambio climático”.

Artículo relacionado

Vallina: “Para reducir los gases de efecto invernadero urge cambiar el modelo de producción agroalimentario actual”

La eurodiputada de Izquierda Unida cree que la clave para que la UE contamine menos ...