miércoles , 25 noviembre 2020
Inicio :: Actualidad :: Albiol critica que la UE no apueste por salvar vidas para que el Mediterráneo deje de ser “el mar de los nadie”

Albiol critica que la UE no apueste por salvar vidas para que el Mediterráneo deje de ser “el mar de los nadie”

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, ha lamentado que el acuerdo de diez puntos alcanzado ayer por los ministros de Interior de la UE tras la enésima tragedia en el Canal de Sicilia, se haya centrado en reforzar las medidas existentes como Frontex, en lugar de empeñarse por salvar vidas en el Mar Mediterráneo.

Durante su intervención en la apertura del acto que Open Access ha celebrado este martes en el Parlamento Europeo en favor del cierre de los CIE en Europa, y del que la propia Albiol ha sido promotora junto a la eurodiputada de los Verdes, Eva Joly, la portavoz de IU ha resaltado que “la mayoría de los puntos acordados ayer son los mismos que ya se acordaron tras la última tragedia de Lampedusa, por lo que hemos avanzado muy poco. Esto después tiene que pasar, además, por el Consejo, y veremos cómo queda. Lo que tenían que haber hecho era reconocer que estas tragedias, que este genocidio, tiene una responsabilidad política. Son sus políticas de cierre de fronteras las que hacen que miles de personas se jueguen la vida en el mar”.

Albiol ha hecho referencia a las palabras del ministro de Interior Jorge Fernández Díaz ayer, quien dijo temer que una política de salvamento al estilo de la operación Mare Nostrum que puso en marcha Italia, podría tener un efecto llamada. “Lo que quería decir es que cuidado no vayamos a salvar a demasiados y les animemos al resto a que se sigan jugando la vida. ¿A cuántos podemos dejar morir para que no haya ese efecto llamada?”, se ha preguntado, antes de apuntar que “no existe el efecto llamada, sino el efecto salida, y de eso sí son responsables los diferentes gobiernos de la UE”.

“Ese efecto salida – ha proseguido- empieza en los lugares de origen con las guerras. Tras un viaje terrible se topan con las vallas, las palizas y las devoluciones en caliente, como es el caso del Estado español. Pero si consiguen entrar, se encuentran con las redadas racistas como la operación Mos Maiorum. Son estas políticas de control de fronteras y defensa del territorio europeo lo que ha convertido al Mediterráneo en el cementerio de los invisibles, de los nadie, como diría Eduardo Galeano. Por lo tanto, esos ministros ayer reunidos son responsables. Uno no puede ser verdugo y salvador al mismo tiempo”.

A propósito de los CIE, tema que centraba las conferencias organizadas por Albiol y Joly en el marco de la campaña de Open Access, la eurodiputada ha repasado las visitas que ha realizado en los tres últimos años a los centros de Zapadores, Algeciras y Tarifa, así como al CETI de Melilla acompañada del eurodiputado de izquierda Plural, Ernest Urtasun (ICV). “Los CIE son cárceles para inmigrantes, o mejor dicho, cárceles por ser inmigrantes” ha comenzado diciendo Albiol, quien ha destacado la opacidad que rodea a los centros, por ejemplo en la prohibición de acceso a los medios de comunicación, “con el único objetivo de ocultar las violaciones de derechos humanos que se producen en estos centros. No quieren la sociedad sepa que a escasos metros de su casa hay un agujero negro para los derechos humanos”.

La portavoz de IU se ha centrado sobre todo en Algeciras, “donde la propia metáfora de que los CIE son una cárcel de inmigrantes deja de serlo porque en realidad es una antigua cárcel que fue cerrada en el año 2000 por el mal estado de las instalaciones y reabierta en 2004 como CIE sin haber sido reformada”. “Hablamos de un centro que incumple la premisa de no ser un centro penitenciario. Tiene módulo aislados y rejas por todas partes. Es inadmisible”, ha reiterado.

Albiol ha recordado que este tipo de centros no sólo es que no respeten unos mínimos estándares dignos para las personas migrantes allí retenidas, sino que en la mayor parte de los casos no les dan la información necesaria para, por ejemplo, pedir asilo, y pasan por encima los posibles casos de trata, o la presencia de menores.

También ha recordado la eurodiputada de IU su paso por el Centro Temporal de Internamiento (CETI) de Melilla el pasado mes de enero, que ha descrito como una instalación “masificada”. “Tiene una capacidad para 480 personas y en esos momentos había más de 2.000, con salas convertidas en habitaciones improvisadas, tiendas de campaña en el patio, unas condiciones de insalubridad total, donde ni los baños ni las duchas daban de sí”.

Artículo relacionado

IU advierte de que la vuelta de tuerca que la Comisión quiere darle al nuevo FRONTEX es “un atentado contra los derechos humanos”

La eurodiputada Marina Albiol cree que la propuesta del Ejecutivo comunitario, a la que la ...