lunes , 20 noviembre 2017
Inicio :: Actualidad :: IU sostiene que la publicación de los documentos de las negociaciones del TiSA ponen de manifiesto “la hipocresía” de la Comisión Europea

IU sostiene que la publicación de los documentos de las negociaciones del TiSA ponen de manifiesto “la hipocresía” de la Comisión Europea

La eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López ha criticado con dureza a la Comisión Europea por estar ocultando al Parlamento Europeo el contenido real de las negociaciones del Acuerdo sobre el Comercio de Servicios (TiSA), después de que WikiLeaks y una serie de medios de comunicación internacionales hayan difundido este miércoles 17 documentos que ponen de manifiesto cómo este Tratado, que negocian 23 estados de todo el mundo, EEUU y la UE, supone un verdadero peligro para todos los aspectos de la democracia.

“La importancia de las filtraciones demuestra una vez más la hipocresía de la Comisión, cuando afirmaba que todos los documentos de la negociación estaban disponibles para el Parlamento Europeo”, ha dicho López quien hasta la fecha había presentado tres preguntas parlamentarias sobre el TiSA, recibiendo en todas ellas respuestas tipo en las que la Comisión Europea niega tajantemente que este acuerdo comercial esté centrado en la privatización y desregulación de los servicios públicos, en fomentar una mayor opacidad del sistema financiero y, sobre todo, que las negociaciones sean secretas.

Sin embargo, desde Izquierda Unida denunciamos que la publicación de los documentos este miércoles hace que la versión de la Comisión Europea quede totalmente en evidencia. Por ejemplo, el 27 de febrero de este año, la eurodiputada de IU preguntaba, después de la onceava ronda de negociaciones, si el TiSA “tendría como efecto una desregulación del sector financiero al estimular la sustitución de la actividad bancaria tradicional por nuevos instrumentos y mecanismos financieros sometidos a menor supervisión”.

En su respuesta, la Comisión aseguraba que “en estas negociaciones se trata de permitir el acceso de proveedores extranjeros a los mercados de servicios”, que “no se trata de una iniciativa de desregulación” y que un futuro acuerdo “no limitará la capacidad de las partes de regular sus mercados financieros, siempre que no se produzca una discriminación entre los proveedores nacionales y los extranjeros”.

Los documentos hechos públicos por WikiLeaks indican todo lo contrario, que el TiSA pretende eliminar los controles y los obstáculos para la liberalización global de los servicios financieros, suprimiendo todos los límites y restricciones a productos altamente peligrosos para la estabilidad de la economía global.

La eurodiputada de IU cuestionaba también cómo garantizaría la Comisión que “la liberalización multilateral de los servicios de transporte no repita o agrave los casos de dumping social que se han registrado en la creación de un mercado único europeo de servicios de transporte”. En su respuesta, la Comisión asegura nuevamente que el TiSA “no pretende desregular los sectores de servicios, sino abrirlos a la competencia externa” y garantiza que los miembros del TiSA “podrán mantener e introducir normas no discriminatorias, incluso para fijar normas de calidad, en el sector del transporte y en todos los demás sectores de servicios, y todos los proveedores extranjeros de servicios deberán cumplir las normas sociales consagradas en la legislación de la UE”.

Los documentos publicados hoy ponen sobre la mesa que la tendencia es la contraria: se pretende la desregulación total de los servicios para ponerlos en manos de las multinacionales, que controlarán a los Estados ya que estos deberán comunicar cualquier tipo de cambio en sus legislaciones que puedan afectarles, poniendo en riesgo, además, la ya degradada situación de la clase trabajadora de la UE.

“Sin una armonización al alza de la regulación de los servicios, la liberalización es sólo una puerta al dumping social más agresivo. Como ya está sucediendo en el interior de la UE, sectores como el transporte o las comunicaciones se exponen a una precarización extrema de sus condiciones de trabajo”, ha opinado López quien sostiene que “bajo el eufemismo de la ‘no-discriminación’ se esconde la apertura de los servicios públicos y de interés general a las condiciones más favorables a las grandes multinacionales privadas, anteponiendo una vez más el beneficio privado al interés general”.

La eurodiputada de IU no tiene dudas de que “el TiSA es el plan B de la Comisión y el gran capital por si debe abdicar de las propuestas más agresivas contenidas en el TTIP”, por lo que ha llamado a ” ampliar el marco de la contestación y las luchas a una confrontación directa con el conjunto de la agenda comercial de la UE”.

Artículo relacionado

López: “Los abusos del mercado único siguen siendo un grave problema para la cohesión y la confianza”

Intervención en la Comisión ECON (Asuntos Económicos y Monetarios) del Parlamento Europeo de Paloma López, ...