sábado , 18 agosto 2018
Inicio :: Actualidad :: IU censura el afán de la CE por mercantilizar la Investigación y denuncia la precarización del sector

IU censura el afán de la CE por mercantilizar la Investigación y denuncia la precarización del sector

La eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López se ha mostrado muy preocupada por el futuro de los proyectos de Investigación europeos ya que considera que la propuesta de la Comisión Europea para este ámbito en el marco de la estrategia Horizon 2020 va claramente dirigida a la “mercantilización del conocimiento y la ciencia”. La parlamentaria ha criticado al mismo tiempo que en el informe defendido ayer en la comisión de Industria, Investigación y Energía (ITRE) por el comisario Carlos Moedas no se tenga en cuenta la participación de los sindicatos, lo que hace “imposible avanzar en un modelo productivo basado en el empleo de calidad”.

Tras alabar los programas de financiación europea en Investigación y conocimiento y calificarlos de “historia de éxito”, López afeó a Moedas que su visión de la política pública esté cada vez más orientada “a complementar los objetivos e intereses de las empresas en las políticas de Innovación”. “Es decir, se está destinando un volumen creciente de recursos a subsidiar la inversión privada, con el riesgo de dejar de lado aquellas áreas que no ofrecen un beneficio inmediato y que requieren también una aportación económica”, dijo López.

La eurodiputada cree que la propuesta de la CE “discrimina a las regiones y Estados con un modelo productivo más débil”, lo que acaba reforzando “su relativo retraso tecnológico”. Como solución a este problema, López propuso como respuesta “el uso y la incorporación de objetivos de cohesión en los Fondos de Investigación”. Algo que, desde su punto de vista, “quizá pueda implementarse a través de una mejor sinergia con los fondos estructurales”.

López advirtió que otro de los riesgos del planteamiento de la CE es que “valora la producción de conocimiento dependiendo de si conduce a un beneficio privado”, lo que “devalúa su importancia en la sociedad en su conjunto”. Propósito que quedó claro en la contestación del comisario que vino a decir que “el conocimiento tiene que convertirse en productos y esos productos son vendidos por empresas”. “El compromiso de la Comisión con lo público se refleja claramente en las propias palabras del Comisario: los fondos son útiles tan sólo si se destinan a la creación de productos”, ha censurado.

La eurodiputada se ha mostrado también muy crítica con el hecho de que “una vez más”, la CE no hiciera “una sola referencia a los interlocutores sociales, ni al diálogo social, porque no aparecen como un pilar necesario, que sí lo es, en los planes de innovación tecnológica y de desarrollo industrial”.

Moedas, que contestó en castellano, equiparó las ciencias sociales con el diálogo social, algo sobre lo que López ironizó: “No puede añadirse mucho a la respuesta del comisario, que cree que el diálogo social es una rama más de la academia”.

López ha recalcado, no obstante, que “sin la participación de los sindicatos es imposible avanzar en un modelo productivo basado en el empleo de calidad”. Y en el ámbito de la Investigación es muy primordial por “la preocupante situación laboral” que viven los investigadores.

El pasado mes de noviembre, López presentó una pregunta parlamentaria en la que preguntaba a la CE sobre el número de universidades españolas y centros de investigación que se han adherido a la Carta Europea de Investigadores así como el cumplimiento que están haciendo de ella.

Moedas ha respondido este viernes [archivo adjunto], informando de que en la actualidad “son 124 las instituciones de investigación que suscriben ya los principios de la Carta y del Código”. Sin embargo, reconoce que sólo 40 de ellas han recibido el distintivo HR, que reconoce sus avances (en varias fases) en la aplicación de los principios de la Carta y del Código (véase lista en anexo).

Según el comisario, “estas cifras hacen de España uno de los países mejor representados”, pero para López la lectura es otra: “La vaguedad y el voluntarismo con el que se aplican los principios de la Carta Europea de Investigadores es evidente” y lo demuestra el hecho de que “a pesar de su cobertura, cada vez sea mayor la precarización y temporalidad en el sector”.

Artículo relacionado

IU alerta a la Comisión Europea de “la destrucción del sistema público de universidades” que están provocando los recortes del PP en educación e I+D+i

La eurodiputada Paloma López ha trasladado a la Comisión Europea la preocupación de Izquierda Unida ...