lunes , 20 noviembre 2017
Inicio :: Actualidad :: Paloma López presenta el informe de renovables del PE, donde critica las medidas del PP contra el sector

Paloma López presenta el informe de renovables del PE, donde critica las medidas del PP contra el sector

La eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López ha reclamado este jueves al Parlamento Europeo, durante la presentación del informe de progreso de este sector que ha elaborado para la comisión de Industria, Investigación y Energía, que lance una señal a los Estados miembros para que se cumplan los objetivos de 2020 en renovables (20% en el consumo de energía) y a la Comisión Europea en la definición de nuevos objetivos para 2030. El documento pone en valor la importancia de los objetivos vinculantes en el horizonte 2030 y señala que algunos Estados de la UE como España están utilizando políticas e instrumentos insuficientes para permitir el desarrollo de las renovables hasta 2020.

Asimismo, el texto apuesta por sistemas más democráticos de producción y consumo energético, como son la inversión pública y el autoconsumo y señala la importancia de luchar contra la pobreza energética y evitar que la regulación del mercado eléctrico penalice a las familias y a la industria.

“Creo que todos estamos convencidos de la importancia de que este Parlamento envíe una señal fuerte a la Comisión para la revisión de su Directiva de renovables en el horizonte 2030 a partir de la experiencia y los objetivos fijados para 2020”, ha dicho López en la presentación, antes de señalar el doble reto que la UE tiene ante sí en la próxima década.

“Está en juego nuestra capacidad para seguir liderando el desarrollo de las renovables, mantener su capacidad tecnológica e industrial y conquistar nuestra soberanía energética. Pero además, nos enfrentamos a un reto más amplio, global: adaptar nuestras economías a los estándares medioambientales más exigentes, con el fin de luchar contra el cambio climático y asegurar el porvenir de las futuras generaciones”, ha dicho.

La eurodiputada ha aclarado que no se trata de comenzar de cero en el desarrollo de una estrategia que haga de las renovables el pilar de un nuevo modelo energético de la UE, sino de “construir sobre lo que ya está definido”. En su opinión, los objetivos vinculantes, los planes nacionales y la definición de mecanismos de control” han sido “clave para que la UE en su conjunto pueda cumplir en 2020 con el 20%” fijado para el consumo de energía renovable”, pero esto debe “continuar y reforzarse en el futuro”.

López explica también la importancia de establecer unos mecanismos adecuados de monitoreo del desarrollo de las renovables en los diferentes Estados y definir un marco regulatorio que permita hacer un seguimiento para comprobar que los socios de la UE están cumpliendo con sus objetivos estatales.

Asimismo, incide en los retos a los que se enfrentan los trabajadores  en la transición energética, por lo que aboga por una mayor inversión en educación y formación especializada, con presencia de los agentes sociales y a su participación en la definición de planes nacionales de energía. “En ningún caso el nuevo modelo energético puede significar un deterioro de los derechos laborales”, ha señalado.

“Los cambios estructurales que introduce la producción de renovables exigen la participación activa de los interlocutores sociales en la definición de los planes energéticos nacionales y en formación de los trabajadores si queremos que se creen empleos de calidad en este sector”, ha dicho.

López se ha referido también a lo positivo de fomentar la autoproducción y el autoconsumo de energías renovables y ha lamentado prácticas como las del Gobierno español, aplicando medidas que “lo penalizan”. El informe también critica la falta de estabilidad en la regulación de las inversiones, denunciando “la retroactividad en el fin de las ayudas a las renovables”.  “Son ejemplos de las malas prácticas que deberían evitarse si queremos asegurar el desarrollo del sector”, ha advertido.

En el informe, la eurodiputada resalta la figura de los prosumers, es decir, individuos, familias, micro y pequeñas empresas, cooperativas, administraciones públicas o entidades no comerciales que optan por producir y consumir su propia energía para los que pide “un tratamiento diferenciado” de los grandes productores, para “garantizar que tienen una serie de facilidades administrativas y financieras” que les permita seguir desarrollando esta labor.

Asimismo, subraya que es necesario “establecer un equilibrio entre la producción centralizada y descentralizada de energía que garantice que aquellos consumidores que no pueden convertirse enprosumers sean discriminados”.

“Nuestro grupo –en referencia a la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica- estará atento a las cuestiones sociales”, ha afirmado antes de señalar que “la transición a un modelo de energía basado en las renovables debe servir también para luchar contra la pobreza energética y asegurar la democratización de la energía, evitando que los nuevos sistemas de regulación o producción supongan un sobrecoste económico para las familias más desfavorecidas”.

Artículo relacionado

López se pregunta si la CE piensa investigar la subida del precio de la luz en España o seguirá dejando que el PP favorezca a las eléctricas

La eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López ha acusado a la Comisión Europea de orientar ...