lunes , 20 noviembre 2017
Inicio :: Actualidad :: López: “En IU apostamos por una implantación progresiva de las renovables hasta el 100% para el año 2050”

López: “En IU apostamos por una implantación progresiva de las renovables hasta el 100% para el año 2050”

La eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López ha reclamado este miércoles a la Comisión Europea que exija a los Estados miembros de la UE el cumplimiento de unos objetivos intermedios más “ambiciosos” y “vinculantes” en la implantación de las energías renovables para conseguir que en el año 2050 se pueda llegar al 100% de uso.

“Ese es el objetivo de la izquierda europea, que en el año 2050 sea del 100%” ha dicho en el transcurso de las jornadas ‘Otra energía para otra Europa’ que ha coorganizado con otros eurodiputados de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica (GUE/NGL) esta tarde en Bruselas. “Este es un objetivo fundamental para resolver la dependencia energética de Europa, con el apoyo puntual de los fósiles tradicionales locales durante la transición energética” ha añadido la eurodiputada.

López ha repasado algunos de los puntos clave del Informe sobre el desarrollo de las renovables que presentará como ponente al pleno del Parlamento Europeo en el mes de junio, tras su aprobación en la comisión de Energía e Industria (ITRE) a finales de mayo. Así, en cuanto a los objetivos, la eurodiputada ha explicado que si bien es cierto que se alcanzarán los objetivos establecidos del 20% para el año 2020, debe prestarse mucha atención “a las asimetrías existentes en la consecución” de esos objetivos.

Como ejemplo de ello están España, que “además de ir rezagado ha penalizado a las renovables” con decisiones como el denominado impuesto al sol del exministro Soria, y Países Bajos, que “no alcanzaron siquiera el objetivo intermedio para 2014”.

“Nosotros apostamos por el 100% de las renovables para el año 2050 y esto implica objetivos vinculantes y ambiciosos. El Parlamento ha pedido el 30% para 2030 en el pasado, pero nos gustaría el 40% como un objetivo intermedio”.

López también ha expresado la necesidad de establecer un marco jurídico claro, “que asegure que no vuelva a producirse un desmantelamiento retroactivo de los sistemas de ayudas a las renovables”. Asimismo, ha querido “denunciar la peligrosa connivencia entre los oligopolios privados y los reguladores estatales”, tal y como sucede en España, al tiempo que ha advertido de que las renovables son “una energía esencial para un nuevo modelo productivo soberano, democrático y sostenible social y ecológicamente, además de generador de empleo de calidad”.

Como retos para construir un modelo energético de izquierdas, la parlamentaria de IU ha destacado que en lugar de hablar de gobernanza energética, debe ponerse el acento en la “democracia, transparencia y participación en la producción y consumo de energía” con “control público, autoconsumo y proyectos colectivos de generación y distribución, también en el ámbito de la calefacción y refrigeración” que pongan a los municipios como “actor vertebrador”. Por último, ha reclamado la “participación y escrutinio de la sociedad civil organizada” de la regulación del mercado, las infraestructuras y los planes energéticos nacionales.

Las jornadas han contado también con la participación de Haday López, ingeniera medioambiental especializada en interconexiones, quien ha dejado bien claro que para que haya un cambio en el modelo productivo de la UE, debe producirse un cambio radical en el modelo energético.

“El que está vigente desde hace casi 200 años es el de las energías fósiles y parece que las iniciativas que se están tomando, tanto en el planteamiento de la Unión Energética como en los planes para las energías renovables, es postergar el uso de energías fósiles importadas una década más”, ha denunciado.

“Cuando se plantean los objetivos de la Unión Energética, se pretende una libre circulación de energía entre los Estados y esto está enfocado sólo a mantener el oligopolio y darle diez años de vida más al gas”, ha advertido.

López ha alertado del gran impacto medioambiental que producen las grandes infraestructuras energéticas “que se acaban convirtiendo en una trampa para la biodiversidad” y ha afirmado que la apuesta de la izquierda europea debe tener “un fuerte componente de autoabastecimiento” y fundamentalmente “debe ser solar y de pequeña escala”.

Para terminar, ha defendido con fuerza la descentralización de la generación y la distribución eléctricas, porque desde su punto de vista “contribuyen a cumplir los propios objetivos que se plantean en la Unión Energética” de una forma más eficiente y rápida.

“Sirven para diversificar las rutas, los productores y las fuentes adaptándose a las condiciones climáticas y aumentando la independencia energética” ha sostenido. “Mejoran el empleo, son eficientes en cuanto a la producción, a la distribución, al transporte y la generación, lo que es más soberano, porque contribuye a la emancipación social mediante el acceso directo a los medios de producción”, ha concluido.

 

Vídeo completo de la iniciativa:

Artículo relacionado

Vallina y López exigen a la CE una solución al “catastrófico” tratamiento del PP a las renovables

Las eurodiputadas de Izquierda Unida Ángela Vallina y Paloma López exigieron ayer a la Comisión ...