lunes , 18 febrero 2019
Inicio :: Actualidad :: López considera “preocupante” que la CE “no actuara” para evitar el ‘dieselgate’ al “dar por hecho que los Estados cumplían la legislación”

López considera “preocupante” que la CE “no actuara” para evitar el ‘dieselgate’ al “dar por hecho que los Estados cumplían la legislación”

La eurodiputada de Izquierda Unida, Paloma López, considera “muy preocupante” que la Comisión Europea esté tratando como algo natural el hecho de no haber actuado antes para atajar el dieselgate, porque daba por hecho que los Estados miembros de la UE estaban cumpliendo la legislación. Así se lo reconoció ayer el exdirector general de Industria de la Comisión Europea, Daniel Calleja, en una comparecencia en la comisión de Emisiones en la que llegó a decir que, en realidad, las instituciones europeas, las empresas automovilísticas y los propios Estados conocían que los test de emisión de gases no estaban funcionando adecuadamente.

“Todo el mundo sabía que había discrepancias entre las mediciones en laboratorio y los test reales. Lo sabía el Parlamento Europeo, lo sabía el Consejo y lo sabían los Estados miembros. Lo que pasa es que todos pensábamos que el origen de estas discrepancias se debían a que el test, el New European Driving Cicle, no era suficientemente representativo y se había quedado antiguo. En nuestras relaciones con los Estados no presumimos la mala fe”, dijo en concreto Calleja después de que López le preguntara que cómo era posible que en ningún momento se plantearan si esas  discrepancias se estaban dando por una manipulación técnica.

Las discrepancias, tal y como se ha demostrado, se producían, no sólo porque los test en laboratorio se hayan demostrado insuficientes, sino porque los automóviles diesel llevaban incorporado los defeat devices, mecanismos que permitían variar los datos sobre emisiones. “Honestamente, esto habría sido de lo primero que yo me habría planteado pese a que tan sólo conozco estas discrepancias desde que las revelara la Agencia para la Protección Medioambiental de EEUU hace poco más de un año”, le contestó la eurodiputada.

Desde su punto de vista, el argumento de Calleja no se sostiene, puesto que en algunos casos “la diferencia entre las emisiones reales y las registradas en los test era de hasta 20 veces”, cifra demasiado alta como para que la idea más extendida fuera simplemente que el método estaba anticuado. “No es posible que no lo pensaran. O bien ustedes sospechaban que las compañías usaban esos defeat devices, pese a que en público lo han negado repetidamenteo bien sospechaban que los Estados miembros no estaban aplicando adecuadamente los test de emisiones. Yo, desde luego, no tengo ninguna duda de que ambas infracciones ocurrían simultáneamente y ustedes no actuaron”, dijo López.

La eurodiputada no se quedó satisfecha con que Calleja negara “la mayor” en sus respuestas y tampoco vio suficientes las explicaciones que con anterioridad dio Karl Falkenberg, antiguo responsable de la Dirección General de Medioambiente.

Falkenberg, de hecho, no sólo negó que conociera la utilización generalizada en toda la industria de los defeat devices, sino que además dijo que si esos dispositivos son “legales o ilegales lo decidirán los tribunales”. Al igual que Calleja, reconoció que él hacía su trabajo “convencido de que las pruebas de laboratorio, tal y como se habían designado, iban a llevar a grandes divergencias”.

Por otro lado, al ser cuestionado sobre el futuro de Euro 6 y si la tecnología permitiría aplicar inmediatamente los nuevos límites de 80mg/km de NOx aprobados en 2007 – y que no está previsto que entren en vigor hasta 2021-, Falkenberg fue rotundo y aseguró que no hay ningún impedimento técnico para que esto se haga inmediatamente. Para López, de sus palabras “se deduce que las inversiones para cumplir con Euro 6 eran posibles y que la decisión de incumplirlas, con la connivencia con la UE, fue financiera, no tecnológica”.

“Es evidente que la Comisión faltó a sus obligaciones al no abrir ninguna investigación a las autoridades nacionales, como Alemania o España, que aprobaban los motores fraudulentos. Se actuó, como de costumbre, en beneficio de la gran industria, con la opacidad característica de las instituciones europeas”, ha sentenciado.

Artículo relacionado

López cree que “la ausencia de responsables políticos y compensaciones” por el ‘Dieselgate’ denota “un cierto fracaso” en la investigación

La eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López ha defendido este martes que pese a que ...