martes , 23 enero 2018
Inicio :: Actualidad :: IU cuestiona que el Gobierno use ayuda al desarrollo para que los refugiados estén en campamentos griegos en lugar de acogerlos

IU cuestiona que el Gobierno use ayuda al desarrollo para que los refugiados estén en campamentos griegos en lugar de acogerlos

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, se ha dirigido a la Comisión Europea cuestionando la decisión del Gobierno de Mariano Rajoy de destinar 500.000 euros de los fondos de ayuda al desarrollo para paliar la grave situación que atraviesan las personas refugiadas en los campamentos de Grecia. En su opinión, este tipo de aportaciones deben hacerlas las instituciones comunitarias al tratarse de una emergencia en suelo europeo.

Por otro lado, la eurodiputada es muy crítica con esta decisión porque el PP ha recortado en más de un 70% el presupuesto para cooperación en el exterior desde que llegó a la Moncloa y además no está cumpliendo con la acogida de refugiados a la que se comprometió. “No valen más parches, la UE y el Gobierno, si quieren mejorar la situación de las personas refugiadas, deben acogerlas, no perpetuar su estancia en esos campamentos bajo un falso manto de solidaridad”, ha dicho.

En una pregunta parlamentaria, Albiol explica la decisión adoptada el pasado lunes, por la que el Ejecutivo contribuiría con medio millón de euros de los fondos de Ayuda Oficial al Desarrollo que gestiona la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo, a los que habría que sumar las aportaciones que hicieran las Comunidades Autónomas. Todo el montante se pondría en manos de un fondo de emergencia creado por el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur) y la Organización Internacional de las Migraciones (OIM), agencias presentes en la mayor parte de los campamentos griegos tanto en las islas como en la península.

Albiol, basándose en la Directiva de Condiciones de Acogida, pide a la CE que aclare si este tipo de aportaciones para emergencias en territorio UE no le tocaría hacerlas a ella, en lugar de a los Estados miembros, al tiempo que pregunta si la institución comunitaria va a “tomar alguna medida concreta para asumir esa responsabilidad”.

“Creemos que al tratarse de campamentos de refugiados en suelo europeo la UE debe hacerse cargo de la emergencia ante la ola de frío. La Directiva de Condiciones de Acogida dice que es competencia suya, por lo que no entendemos que el Gobierno desvíe parte de los ya diezmados fondos de Ayuda Oficial al Desarrollo a esto y no haga lo que debería estar haciendo: acoger a los refugiados”, señala.

La portavoz de IU es muy crítica con el hecho de que la UE pueda aceptar este tipo de ayuda, que, en su opinión, “esconde el verdadero fin de las políticas migratorias” de Bruselas, es decir, “dar la imagen de que está actuando para que las personas refugiadas no mueran de frío, cuando lo que en realidad quiere es perpetuar su situación en esos campamentos”.

Esto, añade, tiene una “doble intención”. Supone “un lavado de cara a los Estados miembros, que no están cumpliendo con la legislación internacional en materia de asilo”, y al mismo tiempo, el hecho de que las personas refugiadas sigan allí encerradas podría “disuadir de intentar llegar a Europa a aquellos que están esperando una oportunidad”.

“No se trata de paliar la situación generada por la ola de frío, se trata de acabar con esta situación y si la UE quisiera que dejaran de morir personas migrantes y refugiadas en los campamentos, entonces sólo tendría que acogerlos”, insiste.

Por otro lado, Albiol también muestra sus reservas sobre el papel que está jugando la OIM en los campamentos griegos. “Por los testimonios directos de personas refugiadas y ONG que trabajan sobre el terreno, la desconfianza de aquellos que llegaron a Grecia después de la firma del acuerdo con Turquía y que, por tanto, no pueden optar al plan de acogida, es total”, explica.

Corresponde a la Comisión Europea “decir si está haciendo una supervisión transparente de los planes de Acnur y la OIM y, en el caso de esta última, garantizar con datos y hechos que no está siendo utilizada por la UE como una agencia encubierta de retorno”.

A finales de 2016 la UE forzó a Afganistán a acoger a todos los refugiados afganos que Europa deportara a cambio de seguir recibiendo la ayuda al desarrollo. La UE considera Kabul una zona segura dentro del país y es allí donde la OIM envía a los afganos que, cansados de esperar una solución a su situación de abandono en los campamentos, termina por acogerse al programa de retornos.

Artículo relacionado

IU pide a la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE una investigación sobre los CIE en el Estado español

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, ha solicitado a la ...