viernes , 20 octubre 2017
Inicio :: Actualidad :: IU presiona en Bruselas para que la Eurocámara envíe una misión de investigación a Doñana

IU presiona en Bruselas para que la Eurocámara envíe una misión de investigación a Doñana

La comisión de Peticiones (PETI) del Parlamento Europeo organizará con casi total seguridad una misión de investigación compuesta por eurodiputados a Doñana, después de que tanto el responsable de Política Institucional de Izquierda Unida Huelva, Francisco Javier Camacho, como la portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, hayan defendido esta tarde en Bruselas esta medida, así como la necesidad de paralizar el proyecto gasístico de Gas Natural Fenosa por la evidente amenaza que supone para el ecosistema del Parque Nacional.

Camacho ha presentado en la reunión de PETI una petición que fue registrada en el año 2013 y que, pese a que en aquel momento no estaba autorizado ningún proyecto de almacenaje de gas natural, ya advertía del peligro de utilizar el subsuelo de Doñana para almacenar 860 millones de metros cúbicos de este combustible.

El representante de IU Huelva, además, lo ha hecho aportando datos nuevos, como el estudio de la Universidad de Huelva que alerta de los “riesgos sísmicos cuando se empiece a inyectar gas en el subsuelo”, lo que podría producir “un segundo caso Castor”. Camacho ha sido muy crítico con el Gobierno del Estado, ya que “ha utilizado un procedimiento tramposo”, como es el hecho de haber separado los informes de impacto ambiental de las cuatro zonas afectadas sin tener en cuenta los efectos cumulativos, lo que iría en contra de la legislación europea.

“No estamos hablando de un proyecto estratégico”, sino “de un proyecto especulativo”. “Un macroproyecto que se ha hecho cuarteando los informes ambientales para que pudieran pasar el corte, vulnerando la normativa sobre impacto ambiental”, ha recordado.

Camacho, que ha reclamado la paralización del proyecto ya empezado en Marisma Occidental porque no tiene en cuenta el riesgo sísmico, ha recordado que Doñana es el Parque Natural europeo que más fondos recibe de la Unión Europea para su conservación. “No sé si los señores parlamentarios verían de sentido común montar un almacén de gas debajo de Notre-Dame, la Alhambra o la plaza de San Marcos, aunque se tuvieran los permisos medioambientales”, ha dicho irónicamente.

“Hablamos de un monumento a la biodiversidad patrimonio de la humanidad. En este momento, el único partido que mantiene este proyecto se llama Partido Popular, que ha aprobado las cuatro declaraciones como positivas. Si tuvimos que indemnizar a Castor con 1.400 millones de euros, es de sentido común evaluar el impacto”, ha sentenciado.

Por su parte, Albiol reiteró que el de Gas Natural-Fenosa “no es un proyecto de interés social”, sino “especulativo, de una empresa privada para hacer negocio”. Y este negocio tiene consecuencias, como la posibilidad de que “se estén incumpliendo la Directiva Marco del Agua, la Directiva de Hábitats y Aves y la legislación sobre impacto ambiental”.

Tras criticar a la Comisión Europea por haber asegurado que no está en disposición de hacer una valoración sobre si se está violando la legislación comunitaria ya que en estos momentos el caso de Doñana tiene varios procesos judiciales abiertos, la portavoz de IU en Bruselas ha exigido el envío de esa misión de investigación “para reunirnos con las autoridades competentes, la Junta, el Gobierno central y las plataformas ecologistas” y así “podamos reunir toda la información necesaria para hacer un informe en esta comisión”. Dicha visita, a la que sólo se ha opuesto el Partido Popular, podría producirse “a finales de este año o principios de 2018” si tal y como ha sucedido esta tarde el PSOE mantuviera su apoyo.

El momento más tenso de la reunión se ha vivido cuando la presidenta de la comisión de Peticiones, Cecilia Wikstrom, ha decidido no tener en cuenta las exigencias de Albiol para que se pusiera en marcha la misión y pretendía cerrar la petición de Camacho tras la intervención de un eurodiputado del Partido Popular Europeo. Finalmente ha debido ser sometido a votación y se ha comprobado que la mayoría de los miembros de PETI estaban a favor de mantenerla abierta.
Camacho ha estado acompañado por el portavoz de Salvemos Doñana, Juan Romero, quien en una rueda de prensa esta mañana ha denunciado el intento “de los señores del dinero por convertir Doñana en un polígono industrial” y ha exigido la paralización del proyecto y la apuesta por las energías verdes “para cumplir así con el mandato de la Cumbre de París sobre el clima”.

Y con ellos, también ha estado el eurodiputado de Podemos, Xabier Benito, quien ha querido mostrar el “compromiso inequívoco desde Unidos y Unidas podemos en la defensa de este espacio natural único en el mundo”. Además, ha advertido de “las consecuencias trágicas” que podría tener “para los 19 municipios de la zona y los más de 200.000 habitantes” un proyecto como este: “Tendrá consecuencias nefastas para este entorno privilegiado. Será gas para hoy y hambre para mañana”. Por último, ha encuadrado la posición de la Comisión Europea sobre Doñana en “la estrategia de la UE de seguir implementando el gas como recurso energético”. Una estrategia “diseñada por el comisario Cañete, que trata de imitar el modelo gasista estadounidense, donde los gaseoductos no se usan para ayudar a las personas y combatir, por ejemplo, pobreza energética, sino para especular”.

Artículo relacionado

IU vuelve a llevar a la CE su preocupación por Doñana tras la alerta de la Unesco sobre el estado del acuífero del parque

La eurodiputada de izquierda Unida Paloma López ha vuelto a poner encima de la mesa ...