Jueves , 25 Mayo 2017
Inicio :: Actualidad :: López pide suspender el acuerdo de libre comercio con Seúl por violar sistemáticamente los derechos laborales

López pide suspender el acuerdo de libre comercio con Seúl por violar sistemáticamente los derechos laborales

La eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López pidió ayer a la Unión Europea que suspenda el acuerdo de libre comercio firmado con Corea del Sur en 2011 por no estar respetándose los derechos laborales más básicos. En un debate en Estrasburgo para analizar la aplicación de este tratado, la parlamentaria expuso que Seúl sigue sin ratificar varias convenciones fundamentales de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

“No hace tanto que la Comisión venía aquí a decirnos que con sus nuevos acuerdos de libre comercio se garantizaría que el modelo social europeo se aplicaría también a nuestros socios comerciales”, sin embargo, “no hay prueba más palpable de este engaño” que el caso de Corea del Sur, dijo López.

Tras el acuerdo de comercio, que entró en vigor el 1 de julio de 2011, Corea del Sur “sigue sin ratificar convenciones fundamentales de la OIT”, y sigue “persiguiendo masivamente a los sindicalistas que se oponen al desmantelamiento de la negociación colectiva y libertades sindicales”.

La ausencia total de autocrítica con Corea del Sur, que está entre los 10 primeros socios comerciales de la UE, quedó patente en julio de 2016, cuando la comisaria de Comercio, Cecilia Malmstrom, celebraba los cinco años de entrada en vigor del tratado subrayando que el balance comercial entre la UE y Corea del Sur había pasado del déficit al superávit. “Las cifras hablan por sí solas. Los resultados de nuestro acuerdo con Corea deberían servir para convencer a los escépticos de los beneficios que supone para Europa la expansión del libre comercio”, llegó a decir.

López, al contrario, calificó este análisis de “mercantilista” y subrayó que buena parte de esta expansión del comercio se debe a factores coyunturales, como el estancamiento de la economía europea, a la vez que ha contribuido a una rápida degradación de las condiciones laborales en Corea del Sur. Así: “cada vez más trabajadores de Corea del Sur tienen tan sólo cinco días de vacaciones al año por 12 horas de trabajo diario”.

Con estas condiciones, “¿cómo es posible que siga en vigor el acuerdo?”, preguntó la eurodiputada, antes de criticar que el informe del diputado democristiano Adam Szejnfed, diga en uno de sus primeros puntos que Corea está avanzando en la implementación de los estándares laborales internacionales. “¿Cómo pueden pretender que se está avanzando hacia el cumplimiento de las normas laborales vinculantes que aparecen en el acuerdo, cuando nos alejamos cada vez más de los estándares de la OIT?”, dijo.

El de Corea del Sur es, para ella, la prueba de que por mucho que la Comisión Europea insista en el beneficio de este tipo de acuerdos e incluya cláusulas sociales en ellos, la norma es que Bruselas no obliga nunca a estos socios comerciales a cumplirlas. Y esto se aplica también al acuerdo con Canadá: “¿Cómo creer que las declaraciones sociales que se añadieron al CETA no son más que papel mojado?”.

Con lo sucedido en Corea del Sur, cerró López, “queda claro que el libre comercio practicado por la UE es sinónimo de dumping social. Los acuerdos en vigor deben suspenderse hasta que no se cumplan los derechos fundamentales”.

 

Artículo relacionado

IU lleva a la UE el caso de los trabajadores saharauis de Fosbucraa que exigen al Gobierno que reconozca su derecho a la Seguridad Social

La eurodiputada de Izquierda Unida Paloma López ha elevado a la Comisión Europea el caso ...