jueves , 19 octubre 2017
Inicio :: Actualidad :: IU vuelve a llevar a la CE su preocupación por Doñana tras la alerta de la Unesco sobre el estado del acuífero del parque

IU vuelve a llevar a la CE su preocupación por Doñana tras la alerta de la Unesco sobre el estado del acuífero del parque

La eurodiputada de izquierda Unida Paloma López ha vuelto a poner encima de la mesa de la Comisión Europea la grave amenaza que supone para Doñana el proyecto gasístico de Gas Natural. Y lo hace después de que la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) sugiriera el pasado 19 de mayo en un informe la necesidad de catalogar el acuífero del Parque Nacional como patrimonio de la humanidad en peligro, ya que el Gobierno no está tomando ninguna medida para mejorar su estado.

A través de una pregunta parlamentaria, López traslada a la Comisión que en dicho documento, la Unesco levanta la voz de alarma por “el grave impacto del dragado del Guadalquivir, la sobreexplotación de los acuíferos, los proyectos gasísticos y la posible reapertura de la mina de Aznalcóllar”. Sobre este asunto en particular, de hecho, el informe muestra pocas dudas de que el Gobierno, teniendo en cuenta la información que ha facilitado a la agencia de la ONU, no se plantee seriamente una reapertura.

López cree que, en lo que se refiere al dragado del Guadalquivir, el documento emitido por la Unesco “debería ser suficiente” para que el Ejecutivo de Mariano Rajoy decretara “la cancelación definitiva del proyecto”. Así lo pide la propia Unesco en su informe “que refleja la preocupación por que el Estado no esté haciendo nada para poner freno a la extracción de agua del acuífero ante los niveles alarmantes de los que habla la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir en su memoria de 2016”.

De hecho, explica la eurodiputada de IU, “la Unesco está incluso advirtiendo al Gobierno de que el empeoramiento del acuífero de Doñana representa un peligro para su consideración como valor universal excepcional”. Y “no es una cuestión nueva, lo llevan haciendo desde 2013 en cada uno de sus evaluaciones. Es hora de que se tome una decisión que defienda y asegure la pervivencia de un parque que es Patrimonio de la Humanidad”.

“A la vista de las preocupaciones expresadas por la Unesco y su potencial impacto ambiental”, López acaba preguntando a la Comisión si va a exigir al Gobierno “nueva información sobre los trabajos autorizados en Aznalcóllar” y sobre los “Estudios de Impacto Ambiental de los subproyectos gasísticos”, donde se lleva inyectando gas desde 2012 “sin estudios previos de sismicidad inducida”, especialmente los de Aznalcázar y Marisma Occidental.

Archivos adjuntos:

Artículo relacionado

Vallina analiza en una conferencia con expertos juristas la legislación de la UE sobre medioambiente y cláusulas suelo

La eurodiputada de Izquierda Unida Ángela Vallina ha celebrado este jueves unas jornadas en el ...