viernes , 20 julio 2018
Inicio :: Actualidad :: IU acusa a Mogherini de “mentir” sobre Libia y alerta de los pasos de la UE hacia la “externalización definitiva” de sus fronteras

IU acusa a Mogherini de “mentir” sobre Libia y alerta de los pasos de la UE hacia la “externalización definitiva” de sus fronteras

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, ha criticado duramente a la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores, Federica Mogherini, por “mentir” sobre los planes reales de Bruselas y los Estados miembros en Libia, cuyo objetivo final “no es otro que la externalización definitiva de nuestras fronteras”.

Mientras que la jefa de la diplomacia europea trata de subrayar que el adiestramiento a los guardacostas libios incluye formación sobre respeto de los derechos humanos y excluye la posibilidad de que se produzcan deportaciones a Libia, los ministros de Interior de la UE se centraron esta semana en aportar ideas sobre cómo acabar con la llegada de personas migrantes y refugiadas a Italia a través del Mediterráneo Central, y en hacer todo lo posible por cerrar la frontera sur del país norteafricano.

“O Mogherini está mintiendo, o hay alguien que está decidiendo por ella”, indica Albiol, en referencia a la respuesta a una pregunta parlamentaria que la portavoz de IU presentó el pasado mes de marzo junto a una veintena de eurodiputados, después de que se anunciara el acuerdo entre la UE y Libia para el control de los flujos migratorios.

En esa contestación, Mogherini explica que “la UE no persigue ni prevé el retorno a Libia de los inmigrantes y solicitantes de asilo procedentes de los Estados miembros de la UE” y que “las medidas previstas tienen por objeto mejorar la capacidad de Libia para controlar su frontera meridional y sus aguas territoriales, al tiempo que fomentan los derechos humanos”. Los derechos humanos y el trato correcto a los migrantes, añade, “son también elementos importantes de la formación impartida por la Eunavfor Med Sophia a la guardia costera y la Armada libias, así como a la Misión de asistencia fronteriza de la UE (EUBAM) en Libia”.

Sin embargo, el martes, el comisario de Asuntos de Interior, Dimitris Avramopoulos, emitió un comunicado conjunto con los ministros de Interior de Italia, Francia y Alemania, en el que se desgranaban los siete puntos que deben marcar la agenda migratoria de la UE en los próximos meses. Esta declaración fue refrendada posteriormente el jueves en Tallin en el encuentro informal de ministros de Interior.

“Se habla de aumentar la colaboración con los guardacostas libios, su financiación, y mejorar su entrenamiento. Se habla de acelerar la implementación de acuerdos con terceros países de África para cortar cualquier tipo de vía a las personas migrantes y refugiadas. De reforzar las deportaciones y reubicaciones y de volcarse con Italia, cueste lo que cueste, para hacer en el Mediterráneo Central lo que ya hicieron en el Egeo. Lo que hoy ocurre es consecuencia del nefasto acuerdo con Turquía y nadie debería olvidarlo”, denuncia.

“La única mención a los derechos humanos se refiere al esfuerzo que tendrán que hacer la Oficina Internacional de las Migraciones (OIM) y la Agencia de la ONU para los Refugiados, para que los centros de detención existentes en el país, respeten los estándares internacionales”, explica. Su propósito “no es que estas personas vivan en mejores condiciones, sino que nunca jamás lleguen a Europa”. Asimismo, indica que “la presencia de la OIM, que sólo se dedica a presionar a las personas migrantes para que se acojan al plan de retorno voluntario de la UE, es sintomático”.

Albiol ha vuelto a mostrar su preocupación por la “confianza” que está mostrando la UE en que los guardacostas libios. “No existe tal cosa como la Guardia Costera libia, sino grupos de milicias armadas sin ningún tipo de experiencia en rescate en el mar y cuyo adiestramiento no va en esa dirección, sino en hacer de Policía marítima”.

Por otro lado, “para justificar la inversión económica se están inventando una serie de estructuras de Estado en un territorio que no las tiene”. Libia hoy, “por mucho que se empeñe la UE, es un lugar donde se venden esclavos en los mercados públicos y donde las personas migrantes y refugiadas acaban en centros de detención gestionados por milicias de donde no pueden salir si no es pagando sobornos”.

Artículo relacionado

IU pide a la UE información sobre las empresas que se lucran con la represión de la migración

La portavoz en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, ha solicitado a la Comisión Europea una ...