domingo , 20 mayo 2018
Inicio :: Actualidad :: IU, Podemos, Equo y En Comú Podem trabajan en un modelo energético “limpio, sobrio y eficiente” que combata las políticas “reaccionarias” del PP

IU, Podemos, Equo y En Comú Podem trabajan en un modelo energético “limpio, sobrio y eficiente” que combata las políticas “reaccionarias” del PP

Parlamentarios y parlamentarias del Congreso de los Diputados y de la Eurocámara acuerdan coordinarse en un grupo de trabajo para plantear alternativas al Paquete de Invierno de la UE y desarrollar un plan estatal pensado en la ciudadanía y no en el del oligopolio eléctrico.

Diputados y diputadas y eurodiputados y eurodiputadas de Izquierda Unida, Podemos, Equo y En Comú Podem de las comisiones de Energía de Congreso y Parlamento Europeo han acordado conformar un grupo de trabajo cuyo objetivo principal es desarrollar un modelo energético alternativo al que plantean tanto la Unión Europea en su Paquete de Invierno, como el Gobierno del Partido Popular, al que acusan de “estar al lado de los más reaccionarios de Europa en términos de acción energética y climática”.

Este equipo de trabajo, compuesto por el diputado de IU y presidente de la comisión de Energía del Congreso, Ricardo Sixto; el diputado de en Comú Podem Josep Vendrell; el diputado de Podemos-Ahora Alto Aragón en Común, Jorge Luis Bail (Equo); la diputada de Unidos Podemos por Vizcaya Rosa Martínez (Equo); y los eurodiputados Paloma López (IU), Xabier Benito (Podemos) y Florent Marcellesi (Equo), trazaron el pasado martes en Madrid las que serán las líneas generales de ese programa energético alternativo.

En concreto, reclaman una mayor ambición en los objetivos europeos de generación de energía a través de renovables y de eficiencia energética para 2030, situándolos en un 45% y en un 40% respectivamente, por el 30% establecido actualmente para el primer aspecto, y el 20% marcado para el segundo de aquí a dos años.

Diputados/as y eurodiputados/as piden que se dé “acceso prioritario a la red eléctrica a las energías renovables” y que la lucha contra la pobreza energética, que carece de una definición oficial por parte de Bruselas, sea “transversal” en toda la Unión Europea.

Exigen que se elabore un presupuesto de carbono en la UE y se ponga fin a las subvenciones públicas a los agrocombustibles, ya que “compiten con la producción alimentaria” y “provocan la deforestación en los países empobrecidos”.

Asimismo, hacen hincapié en la necesidad de apoyar desde las instituciones a las cooperativas y prosumer (productores y consumidores de energía) “en pie de igualdad con el resto de productores energéticos”. Por otro lado, creen que debe reforzarse la cooperación en estos ámbitos tanto a niveles estatal, como regional y municipal.

Plantean también acabar con los mecanismos por capacidad y, en todo caso, situar el umbral a un nivel “no superior a los 350g/CO2 para centrales ya existentes y nuevas”.

Por último, “para alcanzar en el año 2050 la meta de edificios y barrios 100% pasivos” –conocidos como Near Zero Energy Building and District- creen que es necesario que la tasa de renovación de viviendas esté en el 3%.

El grupo se formó el pasado martes, tras una reunión en el Congreso de los Diputados, y los parlamentarios y parlamentarias coincidieron en que dicho Paquete de Invierno, que se encuentra en fase de tramitación en la Eurocámara, “en lugar de estar orientado a convertir a la UE en un líder global en la transición hacia un modelo energético limpio, sobrio y eficiente, no presenta la determinación suficiente”.

Desde su punto de vista, el Gobierno del Partido Popular se ha puesto “del lado de los gobiernos más reaccionarios de la UE en términos de acción energética y climática, como el polaco”. Y sostienen que “en contra de la opinión mayoritaria de la sociedad española”, incluso de “gran parte de las empresas e industrias innovadoras que han entendido que el futuro de la economía y del empleo pasa por la energía limpia”, defienden “un modelo energético del pasado basado en las energías sucias y en los beneficios de las grandes empresas del oligopolio eléctrico”.

El equipo de trabajo ha acordado “aumentar la coordinación” entre Bruselas y Madrid y “actuar de forma conjunta para poner en el centro del debate el modelo energético y sus consecuencias”. Asimismo, impulsará “iniciativas en el Congreso para visibilizar ante la sociedad la posición reactiva del Gobierno español en esta materia y las propuestas alternativas hacia un modelo energético limpio, sobrio y eficiente”.

Artículo relacionado

IU espera que la visita de eurodiputados a Doñana del 19 al 21 de septiembre sirva para poner fin al proyecto de Gas Natural

La comisión de Peticiones del Parlamento Europeo ha confirmado que la misión de observación al ...