miércoles , 21 febrero 2018
Inicio :: Actualidad :: IU quiere que Tusk diga si el Gobierno de Rajoy presionó para sacar a Panamá de la lista europea de paraísos fiscales

IU quiere que Tusk diga si el Gobierno de Rajoy presionó para sacar a Panamá de la lista europea de paraísos fiscales

La portavoz en la Eurocámara, Marina Albiol, pregunta al presidente Consejo Europeo por los motivos concretos que han llevado a los jefes de Estado y Gobierno de la UE a retirar esa consideración al país centroamericano, tras las declaraciones del secretario de Estado de Cooperación Internacional para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García Casas, en las que aseguró que su inclusión era “una fórmula injusta” y que “a través de los mecanismos de la Unión Europea” insistieron “mucho para sacar a Panamá”.

La portavoz de Izquierda Unida en el Parlamento Europeo, Marina Albiol, ha enviado una pregunta parlamentaria al Consejo Europeo para que aclare si el Gobierno de Mariano Rajoy medió o presionó para eliminar a Panamá de la nueva lista de paraísos fiscales, tal y como aseguró el secretario de Estado de Cooperación Internacional para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García Casas, en una entrevista la semana pasada. La eurodiputada cree además que, ante la duda, el presidente Donald Tusk debe explicar de forma pormenorizada los criterios que han llevado a los jefes de Estado y Gobierno para adoptar esta decisión.

Albiol se hace eco de las palabras de García Casas, quien aseguró que la inclusión del país centroamericano era una “fórmula injusta” y que el Gobierno había “insistido mucho para sacar a Panamá a través de los mecanismos de la Unión Europea”. La secretaría de Asuntos Exteriores ha matizado esta apreciación del secretario de Estado, aunque no esconde que el Estado español ha trabajado “intensamente” con las autoridades panameñas.

Ese trabajo intenso se habría llevado a cabo a varios niveles diplomáticos y fue uno de los puntos centrales a tratar durante la II Reunión de ministros de Relaciones Exteriores de la Conferencia Iberoamericana, el pasado mes de diciembre en Guatemala. La exclusión de Panamá, escribe Albiol, “se habría acordado durante una reunión bilateral mantenida entre el ministro de Asuntos Exteriores español y la Canciller panameña, a pesar de que Panamá no ha hecho ningún cambio en su legislación y sigue permitiendo la ocultación de fondos a gran escala”.

La eurodiputada pregunta así al Consejo Europeo si estos contactos “han tenido consecuencias” en la decisión final sobre Panamá y se interesa por “los criterios concretos” que se han utilizado.

“Creemos que Tusk debe explicar si el Gobierno de Rajoy medió o presionó para que se eliminara a Panamá de la lista de paraísos fiscales. Las declaraciones del secretario de Estado de Cooperación Internacional para Iberoamérica y el Caribe, Fernando García Casas, parecen contradecirse con la versión de la Secretaría de Asuntos Exteriores, por lo tanto, el propio Consejo tiene que explicarse”, ha indicado.

Con el escándalo de los Papeles de Panamá “aún latente”, avisa Albiol, cualquier gestión que haya podido hacer el Ejecutivo de Rajoy al respecto sólo puede ser considerada de irresponsabilidad”.

Pero “esta irresponsabilidad no es más ni menos que la tónica general de la política económica del Gobierno de Rajoy, enfocada prioritariamente en mantener y defender los intereses de las grandes corporaciones”.

“Si la mediación existió, el Gobierno estaría defendiendo a un Estado que sigue permitiendo la ocultación de capital a gran escala. Y lo hace porque esto beneficia a quienes realmente tienen el poder: las grandes fortunas de nuestro país”.

Ellas y “algunas de las figuras más ilustres del PP, empezando, en el caso de Panamá, por el comisario Miguel Arias Cañete y su familia”, quienes “habrían estado ocultando sus capitales y, al dejar de pagar impuestos sobre ellos, robando dinero al conjunto de la ciudadanía”.

Albiol se ha mostrado crítica también con la lista presentada por la UE, porque “se vuelve a demostrar su falta de voluntad para luchar realmente contra la elusión y la evasión fiscales”.

“Ya éramos críticos con esta lista de paraísos fiscales, pero los últimos cambios anunciados confirman que no es más que un instrumento al servicio de la política exterior comunitaria. Entendemos además que las sanciones previstas por la legislación europea no deben afectar a los propios paraísos fiscales, sino ir directamente dirigidas a las empresas y bancos que hayan participado de acuerdos empresariales fiscales ilegales, perjudiciales o ilícitos”, sostiene.

Además, Albiol reclama medidas contra los bufetes de abogados y asesores fiscales “que hacen su negocio ofreciendo y facilitando este tipo de acuerdos”, que “hacen desaparecer cada año más de 60.000 millones de euros de las arcas de todos y todas las europeas”.