viernes , 20 septiembre 2019
Inicio :: Actualidad :: Ángela Vallina: «La UE debe prestar especial atención a las líneas de ferrocarril abandonadas por su importancia para la cohesión social y territorial»

Ángela Vallina: «La UE debe prestar especial atención a las líneas de ferrocarril abandonadas por su importancia para la cohesión social y territorial»

La eurodiputada de IU reclama en la comisión de Desarrollo Regional una política de infraestructuras de transporte más sostenible y con participación directa de los entes locales, regionales y de la ciudadanía, al tiempo que denuncia que el ‘plan Juncker’ permita a las empresas privadas recuperar su inversión con dinero público cuando el negocio les va mal.

La eurodiputada de Izquierda Unida Ángela Vallina ha reclamado esta mañana en la comisión de Desarrollo Regional de la Eurocámara una política de infraestructuras para el transporte más sostenible, que tenga en cuenta las necesidades reales de los entes locales y regionales y que no esté orientada al negocio de un sector privado que, cuando las cosas le van mal, tiene la opción de reclamar un rescate con dinero público como lo vivido en el Estado español con las autopistas. La parlamentaria ha hecho especial hincapié en la importancia del ferrocarril como elemento de cohesión social y territorial, y ha denunciado el afán por construir más y más infraestructuras, mientras que no se están aprovechando las que ya hay,

En un debate sobre el informe que elaborará el Parlamento Europeo con respecto a las políticas de cohesión y transporte sostenible, Vallina ha reivindicado “la importancia especial” que tiene el promover el transporte público de viajeros y ha señalado que la UE debería poner “énfasis en el ferrocarril, tanto para el transporte de mercancías, como el de pasajeros” puesto que “es el medio más sostenible y menos contaminante”.

“Me gustaría que se prestara especial atención a las líneas de ferrocarril abandonadas por el potencial que tienen en cuanto al mantenimiento de la cohesión social y territorial, así como para luchar contra la despoblación”, ha explicado.

De hecho, el ferrocarril, en su opinión, es la apuesta más coherente “si queremos tener una política de infraestructuras de transporte que cumpla con los objetivos climáticos y energéticos de la UE y los acuerdos de la COP 21”.

Vallina cree que por el momento no se está haciendo “una reflexión global sobre el modelo socioeconómico imperante de globalización, competitividad, Mercado Único y necesidad de incremento constante de infraestructuras”. Y se ha preguntado por qué “antes de asumir que necesitamos más infraestructuras o aumentar sus capacidades, por mucho que sean sostenibles, no se introducen cambios que permitan reducir la dependencia, precisamente, de esas infraestructuras”.

“Hablo de un modelo económico más descentralizado y equilibrado que evite el enorme transporte de mercancías y trabajadores, Una ordenación territorial que reduzca la brecha entre las ciudades y el mundo rural, así como las tensiones entre poblaciones de unas zonas y despoblación de otras”, ha comentado.

La eurodiputada de IU ha criticado los abusos que se están produciendo con el Fondo de Inversiones Estratégicas de la UE, conocido como plan Juncker, por permitir que “determinados entes privados arriesguen su dinero para hacer negocio y en caso de que ese negocio no funcione, vayamos detrás para cubrir las pérdidas con dinero público”.

“A mí me parece necesario que se movilicen fondos privados, no sólo públicos, pero no a costa del dinero de la ciudadanía. En España se han empleado más de 2000 millones de euros en rescatar autopistas que se habían hecho con fondos privados y que ahora tiene que pagar la ciudadanía”, ha denunciado.

Esos fondos “deben dar más importancia al transporte sostenible y de elevado valor social y ambiental, facilitando una elevada participación de la ciudadanía en la toma de decisiones” e incluyendo “la participación directa de los entes locales y regionales”, lo que facilitaría “que las infraestructuras fueran objeto de un verdadero debate social, de estudio de necesidad real, de su rentabilidad económica y social y del impacto medioambiental”.